Fundación Juventud Emprendedora: educación y emprendimiento en el norte de Chile

El trabajo que realizamos con las comunidades contribuye al desarrollo de los territorios por medio de la formación de competencias para el emprendimiento, la empleabilidad y el desarrollo económico local

Fundación Juvevntud Emprendedora es organización sin fines lucro con más de veinte años de experiencia trabajando para reforzar en niños, jóvenes y adultos de los territorios del norte de Chile la voluntad para hacer realidad sus sueños.

Buscamos ser modelo e instrumento de responsabilidad social para personas, empresas e instituciones, colaborando efectivamente con el progreso de la comunidad de la que forma parte, y favoreciendo la transformación de la sociedad a niveles superiores de desarrollo y calidad de vida.

Para hacerlo, nuestro trabajo se divide en dos líneas de acción, los programas socioeducativos y los programas de emprendimiento, que lleva a cabo en localidades como Sierra Gorda, Socaire, Baquedano, Camar o Talabre.

PROGRAMAS SOCIOEDUCATIVOS

Los Programas Socioeducativos de Juventud Emprendedora buscan entregar herramientas que potencien la capacidad de la comunidad de mejorar los niveles de acceso a la educación. Se dividen en dos áreas de trabajo: acompañamiento socioeducativo y formación en emprendimiento.

Acompañamiento socioeducativo

A través de los programas socioeducativos Juventud Emprendedora acompaña a las personas a nivel social y educativo promoviendo su acceso a mejores oportunidades, la mejora de su calidad de vida y la generación de un impacto positivo en la comunidad. Esto se lleva a cabo mediante actividades que les permitan mejorar sus procesos de aprendizaje, identificar sus potencialidades y ampliar sus posibilidades.

Los programas socioeducativos son diseñados desde una perspectiva colaborativa, territorial e integradora y se busca con ellos que todos los actores -alumnos, padres, comunidades y empresas- se involucren activamente en el proceso educativo de las niñas, niños y jóvenes.

En este aspecto destacan las tutorías que se realizan para que los estudiantes puedan reforzar o solucionar dudas de diferentes materias, que son en su mayoría en matemáticas, ciencias, química e inglés.

Se llevan a cabo también seminarios vocacionales donde los estudiantes de educación superior de la zona dan a conocer sus aprendizajes a los estudiantes de educación básica y media, generando así un intercambio de experiencias. En esto la fundación apoya el proceso, siendo articuladora y gestora en el territorio para que los estudiantes se involucren y participen de dichas actividades.

Por último, buena parte del trabajo consiste también en acompañar el rol educativo de los padres a través de talleres, con el fin que los apoderados se involucren en los procesos de aprendizaje de los estudiantes y sean el principal motor de apoyo en sus varias etapas y transiciones dentro el sistema escolar.

Formación en emprendimiento

La segunda área de trabajo de los programas socioeducativos de la fundación consiste en la organización de actividades enfocadas al desarrollo de capacidades en emprendimiento, con el objetivo de que las nuevas generaciones desarrollen la capacidad de emprender, de ser creativo, de trabajar en equipo, de innovar y, en definitiva, de adquirir todos los conocimientos y habilidades necesarias para llegar a ser protagonista esencial en su familia, su sociedad, su país y el mundo en el que vive.

La fundación realiza talleres de educación básica y media en los que se trabajan temáticas como la familia, el mundo, la sociedad, la identidad, la comunidad o las comunicaciones. Con ellos se permite a los estudiantes adquirir habilidades, actitudes y valores complementarios a su proceso educativo para que en el futuro puedan diferenciarse y tener éxito.

En educación media se organizan también debates juveniles de carácter colaborativo donde los participantes tienen que plantear y defender un punto de vista asignado respecto a varios tópicos; juegos de negocios que les permiten enfrentar de mejor manera el mundo laboral y profesional, practicando la toma de decisiones, el liderazgo, el trabajo en equipo y el manejo de conceptos económicos útiles para la vida; y se organiza también el foro de emprendedores, que tiene una duración de tres días y pretende motivar el espíritu emprendedor de los jóvenes.

 

PROGRAMAS DE EMPRENDIMIENTO

Los Programas de Emprendimiento buscan entregar herramientas concretas que permitan potenciar el desarrollo de negocios que fortalezcan la economía local y el desarrollo de oportunidades de desarrollo e integración a las cadenas de valor de los territorios. Se dividen en cuatro líneas de trabajo: Empresas colaborativas, Autoobservación, Acción Emprendedora y el Programa Apoyo Desarrollo Local (PADL).

Empresas colaborativas

La fundación piensa la promoción y la creación de empresas locales orientadas a satisfacer necesidades en alguna de las actividades de la cadena de valor de las empresas globales como una estrategia que pone en el centro el encadenamiento productivo, entendido como un mecanismo de articulación para avanzar de manera sostenible en favor del desarrollo económico y social del país y sus territorios.

En este aspecto trabaja desde tres aristas: desde una visión empresarial que apunta a la generación de empresas que puedan aportar valor; desde una visión territorial que posicione la fundación como un aliado estratégico y promoviendo el encadenamiento productivo; y desde una visión colaborativa entre las empresas globales y locales que responda a los nuevos desafíos en materia de sostenibilidad.

 

Autoobservación

Partiendo de la creencia que los individuos y organizaciones tienen la capacidad de comprender su situación e identificar sus necesidades, Juventud Emprendedora entrega una metodología que permite generar un espacio de revisión continua y periódica mediante la evaluación de temas como producción, marketing, administración y recursos humanos.

Acción emprendedora

Juventud Emprendedora trabaja en capacitar y formar competencias para crear y desarrollar emprendimientos a través de un proceso formativo-informativo y de seguimiento bajo el modelo de coaching a través del cual se acompaña al participante desde la generación de la idea hasta su eventual realización, pudiendo o no incluir eventualmente el financiamiento.

Dentro de Acción emprendedora se desarrolla La Compañía, una experiencia práctica de negocios en qué un grupo de estudiantes se organizan en torno a una meta común: crear una empresa real, operarla, elaborar un producto o brindar un servicio, comercializarlo, obtener ganancias y liquidar la empresa.

Por otra parte se lleva a cabo también el programa Yo puedo, en el que se desarrollan competencias, tanto personales como profesionales, que buscan facilitar en los participantes el sentido de oportunidad, la generación de nuevas ideas, el pensamiento creativo y la responsabilidad frente a las iniciativas que se propongan emprender.

Programa Apoyo Desarrollo Local (PADL)

Desarrollado en las localidades de Sierra Gorda y Baquedano desde 2005, promocionando el desarrollo de competencias en emprendedores y microempresarios a través de la implementación de proyectos de inversión social, este programa busca ir más allá de la promoción y la formación de capacidades y competencias para los emprendedores y ser parte de manera activa en el proceso de crear y aportar valor para la sociedad a través de la generación de nuevos negocios.

Juventud Emprendedora
//]]>